Los planes de Renfe para conquistar las carreteras de Francia

Inmerso en un proceso de internacionalización como forma de incrementar sus recursos, Renfe ha puesto sus ojos en Franciaun mercado “natural” a crecer en plena liberalización de los ferrocarriles en toda Europa y ante un pastel cada vez más pequeño en España. El primer paso se dio este jueves, con la inicio de los servicios que unen Barcelona y Lyon en unas cinco horas, tras parar en Girona, Figueres, Perpiñán, Narbona, Montpellier, Nimes y Valence.

el próximo vendrá 28 de julio, cuando se pone en servicio la conexión entre Madrid y Marsella. Además de hacer escala en Zaragoza, Tarragona y Barcelona, ​​compartirá trayecto con los trenes de Lyon hasta Nimes, momento en el que se produce el desvío a Avignon y Aix-en-Provence hasta llegar a la capital de la Costa Azul.

Para consolidar su presencia en Francia, Renfe ha optado por replicar la fórmula implantada por la operadora estatal francesa SNCF cuando llegó a España con la marca Ouigo: bajar los precios. Esto ha permitido que el público español venda más de 43.000 entradas durante los próximos tres meses. “Las ventas van a muy buen ritmo y esperamos que sigan así en los próximos meses”, explicó el pasado jueves el presidente de la compañía, Raül Blanco.

La agresiva campaña de lanzamiento permite adquirir billetes a partir de 9 € para trayectos entre ciudades francesas, desde 19 € para Barcelona-Lyon y 29 € para Madrid-Marsella, ventas que se están produciendo en proporciones similares a ambos lados de la frontera. estos precios aumentará a partir de septiembre armonizar con los del mercado francés, aunque aún no se habrían fijado.

Objetivo: París 2024

“Nuestro objetivo es llegar a París lo antes posiblesi puede ser en 2024 con ese gol también bonito de los Juegos Olímpicos”, esgrimió también Blanco. No era la primera vez que lo decía. La operadora ya desveló hace unos meses su intención de poner en marcha el primeros trenes Barcelona-Lyon-París para la primavera de 2024. Esto les permitiría disparar para la temporada de verano, cuando se espera un aumento sustancial en el tráfico para los Juegos Olímpicos.

En principio, la llegada de Renfe a la ruta París-Lyon será con cinco trenes diarios por sentido, una operación similar a la de Trenitalia, el otro competidor que ya opera en la ruta. Los italianos disponen de otros dos servicios en cada sentido que amplían su recorrido hasta Turín y Milán.

Pero esta implementación no está exenta de dificultades. Prueba de ello son los datos de ocupación de sus trenes: a pesar de estar en el país desde diciembre de 2021, Los italianos solo han logrado una ocupación media del 60% en sus trenes entre la capital y Lyon, a pesar de acordar una reducción de tarifas que le permite ofrecer billetes a un coste más reducido.

Ginebra, la expansión natural de la red

El presidente de Renfe también dejó clara la ambición de la compañía por alcanzar el mayor número de rutas y destinos posibles más allá de los Pirineos: “Queremos poder completar la red con todas las oportunidades que hay y además de forma natural con la extensión que tenemos actualmente”, aseguró antes de la salida del primer AVE a Lyon el pasado jueves.

Aunque la empresa no oficializa la estrategia de futuro, varios responsables del negocio internacional han ido revelando pistas sobre posibles avances. Susana Lorenzo, encargada del proyecto de aterrizaje en Francia, señaló al diario Todo Lyon el interés de la empresa en estudiar conexiones con Alemania o Italiaaunque descartándolos “inminentemente” a la espera de consolidar los avances.

“Por el momento, nos estamos concentrando en Francia”, expresó en el citado medio. La que podría preceder a todo esto es la ampliación del servicio Barcelona-Lyon hasta ginebra. El diario suizo Le Temps asegura que estos planes se incluyeron en un informe interno de Renfe, alegando “falta de interés de la SNCF por llenar el pequeño hueco que separa Lyon del lago de Ginebra”. Actualmente, los trenes de la joint venture entre el operador estatal francés y la suiza SBB realizan este trayecto internacional en unas dos horas, lo que aumentaría a siete horas el recorrido entre Barcelona y la ciudad suiza.

Trenes transfronterizos y regionales subvencionados

Mientras tanto, y de cara a preparar la liberalización de los trenes de cercanías y regionales y de media distancia en España, Renfe aboga por participar en todos los concursos públicos que convoquen las regiones francesas para operar sus servicios ferroviarios. No triunfó en la primera licitación a la que se presentó, la de la región de Haute-France (Hauts de France), pero aún quedan varias por abrir sus procesos competitivos.

Renfe también está en conversaciones con las autoridades regionales de las fachadas atlántica y mediterránea de ambos países para establecer nuevos servicios regionales transfronterizos que cubren rutas locales actualmente dominadas por el automóvil. Es el caso de la conexión entre el País Vasco español y francés con trenes entre San Sebastián, Hendaya y Bayona, que requiere una inversión inicial para su desarrollo.

También se han propuesto nuevas conexiones entre Cataluña y Occitania a través de Servicios ‘Avant’ entre Barcelona, ​​Girona, Perpiñán y Toulouse. Aunque todavía no tienen fecha de puesta en marcha, Renfe insinuó su interés por ponerlos en funcionamiento en 2024, fecha que parece improbable en el sector dados los hitos técnicos a superar hasta entonces, como el cambio de ancho de vía entre Irún y San Sebastián.


Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *